domingo, febrero 26, 2006

Diane Arbus

Estos dias se celebra una exposición en Barcelona de Diane Arbus en la fundación "La caixa". Fue por este hecho, ya que apareció en varios medios de comunicación, cuando conocí la existencia y la biografía de esta polémica fotógrafa. Diane Arbus le encantaba todo lo siniesto, como bien demuestra sus fotografías. Su primer encuentro con lo siniestro fue a los siete años, paseando por el Central Park, cuando descubrió, a manos de su niñera una pequeña barriada de chabolas. Este hecho, el contraste entre la riqueza y la pobreza, se convirtió en su obsesión. Desde entonces a Arbus le empezó a impresionar todo lo extraño. Su carrera se centro a perseguir a aquella gente que se quedo fuera del sueño americano: enanos, gigantes, drag queens, prostitutas... Le gustaba observar. Estaba al acecho de cualquier persona. Frecuentaba el metro bastantante. Si encontraba una persona que le gustaba para ser fotografiada, no dudaba en pedirselo y llegar a un acuedo con ella. Cuando fotografiaba, se sentía una mujer segura, decidida y fuerte. Pero cuando no trabajaba, se transformaba en una mujer débil, vulnerable e insegura. Con frecuencia se hundía por cosas insignificantes. Quizás fue en unas de estas depresiones cuando decidió meterse en la bañera, tomarse una sobredorsis de barbitúricos y despues cortarse las venas. Cuentan que había puesto una cámara sobre un trípode para fotografiar su muerte. Una muerte siniestra y un poco miserable, como las vidas que le gustaba fotografiar.


Gigante judío en casa de sus padres en el Bronx, Nueva York (1970)


1 comentario: