martes, agosto 19, 2008

El rey Patónico

Patones, municipio del nordeste madrileño, tuvo durante los siglos XVII y XVIII su propia monarquía. Son muchas las leyendas e historias que versan sobre este acontecimiento, aunque pocas están documentadas y muchas escapan de la realidad. Pero a decir verdad, ¿Quién se resiste a dejar volar su imaginación ante tal exótico hecho? ¿La existencia de un rey pararelo a los borbones? En el siglo XVI, el pueblo de Patones (actual Patones de Arriba), contaba con siete vecinos dedicados a la ganadería, que dependían de la cercana villa de Uceda a la que pagaban los tributos correspondientes de la época. Las primeras referencias al rey de Patones aparecen el el siglo XVII y parece ser que se trataba de un anciano al que los vecinos aceptaban su autoridad. Este tenía más bien el papel de juez y su cargo era hereditario (se han documentado la existencia de hasta cuatro reyes). Esta peculiar forma de gobernar de esta zona desapareció en el siglo XVIII cuando Carlos III dió al lugar juridiscción propia, contando desde entonces con un municipio y alcalde propio. Más información sobre las leyendas del rey Patónico en este enlace.


La visita al pueblo merece la pena, así como perderse un rato por los alrededores del pueblo. Aunque, si le agobia el gentío como a un servidor, se recomienda no ir domingos y fiestas de guardar.

2 comentarios:

  1. A ver si ya por fin te puedo comentar jajajaja

    ayer estuve toda la tarde intentandolo y nada....

    bueno ya podemos vendernos como geoguias turisticos de patones jajaja

    ResponderEliminar
  2. Si algún día acabamos en el paro, no estaría mal montarnos un negociete asi, ¿verdad? :P

    ResponderEliminar