martes, agosto 12, 2008

Indignación taurina

¿Qué mente humana puede divertirse con un espectáculo tan cruel como la tauromaquia? Solo un ser sin empatía puede gozar ante un espectáculo tan grotesco y de mal gusto que para colmo es imagen de España ante el mundo. Como decía Jovellanos, ya en la ilustración, es un signo del atraso cultural español.

Pocas veces contemple un hecho tan demente como el que viví el sábado pasado en Pontevedra. Me encontraba en una plaza del centro de la ciudad cuando de repente una peña taurina se acerca por allí y vemos que traman algo alrededor de una estátua. Nos acercamos para ver que hacían e intentamos distinguir que era aquello que colocaban en lo alto del monumento. De repente una mujer con cara cínica nos dice con sarcasmo: ¡Es una oreja, chicos! Después de varios improperios e insultos ante semejante acto de locura que acababa de presenciar, se fueron dejando aquella oreja ensangrentada en lo alto de la plaza como señal de orgullo.


Ante esto solo puedo sentir repugnacia, indignación y odio. Parece increíble que haya personas capaces de disfrutar y sentir orgullo delante de esta masacre. Cualquier persona que se llame civilizada debería repudiar y no formar parte de estas tradiciones, signo de un atraso cultural.

8 comentarios:

  1. Odio a tauromaquia...ODIOO

    ResponderEliminar
  2. Me sorprendió los preparativos a los que someten a los toros antes de sacarlos al ruedo. ¡Penoso todo el mundillo que rodea este mundo! :(

    ResponderEliminar
  3. No podría estar más de acuerdo contigo, con todo lo que has dicho. Lo único que me gusta de la fiesta de los toros es cuando cornean al torero >:P Maldito país de catetos...

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja ¡Es el instinto llevado a cabo! No me da pena ninguna cuando les cornean xD

    ResponderEliminar
  5. Amaya22:09

    salvajismo...parece q vamos a atras como los cangrejos

    ResponderEliminar
  6. Esperemos que no sea asi. :P

    ResponderEliminar
  7. paula1:22

    sabes que estoy mas que de acuerdo contigo!
    que asco me da todo eso... y que mal nos qedamos ese dia en pontevedra...


    como odio la tauromaquia!

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que nos quedamos un poco mal de cuerpo. ¡¡Aishhh!! ¡Qué gentuza!

    ResponderEliminar